Beneficios del ejercicio para embarazadas.



Teclear sobre la imagen para ampliarla


Prepararse para el parto. 

Cuando una mujer está esperando un hijo, son muchos los cambios que se producen en el organismo.  Por eso es necesario que el propio cuerpo vaya adaptándose de a poco a todas esas nuevas sensaciones.


Realizar actividad física durante el embarazo tiene múltiples beneficios para la mamá y para su bebé. Y uno de los más importantes es que puede ayudarla a tener un mejor parto.
Hacer ejercicios específicos para embarazadas es el mejor camino para llegar al parto de manera saludable, ya que estará aconsejada por médicos y controlada por profesionales del deporte.
No sólo podrá controlar su peso y estar de mejor humor, sino que ayudará a aumentar la resistencia y vigor, aliviará molestias y preparará la musculatura para el momento de dar a luz.




Un poco de historia. 

La gimnasia para embarazadas no es algo que haya existido desde siempre. Los tiempos han cambiado y esta necesidad se intensificó, concretamente, hace poco más de dos décadas. Los médicos empezaron a tomar conciencia de que la mujer que había realizado actividad física durante el embarazo se encontraba más preparada a la hora del parto, participaba de manera más activa, su estado físico era mucho más adecuado y observaron una visible baja de consultas por dolores y molestias pre y postparto.
Actualmente la actividad física específica para embarazadas se ha extendido y son los propios médicos quienes aconsejan a las futuras mamás acerca de sus beneficios.
Es importante destacar que la actividad física hace posible que el cuerpo libere agentes químicos que ayudarán a la futura mamá a relajarse. Además, la rápida circulación de sangre provocada por la gimnasia permitirá una mejor oxigenación del cuerpo y le proporcionará bienestar al bebé.




Ejercicios localizados.

A lo largo de todo el embarazo se realizan ejercicios localizados para poder trabajar todas aquellas zonas del cuerpo que se alteran y reducir así las afecciones más comunes: dolor de espalda, molestias debajo de las costillas, caída de los hombros hacia delante.
El ejercicio regula y mantiene el tono muscular y la fuerza, protege contra el dolor de espalda, ayuda a prevenir una excesiva acumulación de grasa en el cuerpo y tiene un positivo efecto en el nivel de energía, el estado de ánimo y la imagen de sí misma.
Asimismo, las futuras mamás aprenden y trabajan todos los ejercicios que deberán poner en práctica en el momento del parto.

La actividad física específica y controlada es lo mejor para que la mamá disfrute con la menor cantidad de complicaciones o dolores los nueve meses de gestación y, además, llegue en óptimas condiciones físicas al parto, lo que no es menos importante.


Importancia de trabajar el periné. 

Durante el embarazo la relaxina extra del cuerpo relaja las articulaciones y la presión del útero dilatado puede distender la musculatura del suelo pélvico.
Si es la primera vez que está embarazada, quizá nunca haya escuchado hablar de esta zona. El periné va desde el pubis hasta el coxis y conforma el piso de la pelvis; zona que soporta el útero, el intestino y la vejiga, y cierra la entrada de la vagina, el recto y la uretra. Este conjunto muscular se encarga de sostener la parte baja del abdomen.
El periné de la mujer soporta durante el embarazo, parto y postparto, una gran presión y tensión que si bien sucede dentro de un breve período, puede dejar huellas y secuelas importantes.
Es frecuente que las mujeres que ya tuvieron hijos presenten cierta vulnerabilidad en esta zona. Como consecuencia, pueden sufrir molestias o ligeras pérdidas de orina cuando se ríen, tosen o estornudan.
Para contrarrestar estos efectos y mantener tonificado el suelo pélvico se recomienda realizar, de manera constante y regular, ejercicios de contracción y relajación de los músculos localizados alrededor de la vagina.
Asimismo, se recomienda la realización de ejercicios para fortalecer la musculatura del glúteo mayor que, al alcanzar las articulaciones sacro-iliacas, puede "mantener" la pelvis.
La adecuada tonificación del periné es muy importante para llevar adelante un mejor parto y postparto.


En resumen.

A la mamá hacer ejercicios regularmente le dará satisfacciones tanto desde el punto de vista físico como emocional: es una buena manera de prepararse para los cambios que surgirán en los meses por venir.
Cada vez que la futura mamá practica los ejercicios recomendados, su bebé recibe una cuota mayor de oxígeno en la sangre el cual mejorará su metabolismo y le brindarán una sensación placentera. Todos sus sentidos, particularmente los cerebrales, pasarán a funcionar en su nivel óptimo.

Lic. Mariela Villar
Directora de  EMBARAZO ACTIVO®


1 comentario:

  1. Me gustó mucho, no sabía que hacer ejercicios durante el embarazo era tan provechoso.

    ResponderEliminar

Tus comentarios son bienvenidos en Sincronicidad Consciente.